Escenas del acto médico

Paul Cezanne: La Autopsia (1869)

Paul Cézanne (1839-1906). La autopsia (1869). Óleo sobre lienzo. 49 x 80 cm. Colección Particular

Paul Cézanne (1839-1906). La autopsia (1869).
Óleo sobre lienzo. 49 x 80 cm.
Colección Particular

Hasta ahora, cuando pensaba en la representación artística de una autopsia (dejando aparte las famosas lecciones de anatomía -sobre todo holandesas- de los siglos XVII y XVIII, que mostraban una práctica eminentemente docente), siempre acudía a mi memoria la excepcional obra de Enrique Simonet sobre la que ya se ha tratado en una entrada anterior de este mismo blog. Sin embargo, recientemente, mi buen amigo de Facebook Iñaki Zabalza Eizaguirre, un auténtico apasionado por la Historia del Arte, me ofrecía la imagen que encabeza esta entrada… Nada menos que un cuadro de Paul Cézanne, pintado en 1869.

Un buen comentario sobre este cuadro se puede encontrar en el enlace que adjunto, a continuación (pulsando sobre su nombre), a la web ARTEHISTORIA. Y para los interesados en este tema, añado otro enlace al curioso blog de Jaime Vierna García, que con la célebre frase “Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae” en su cabecera, se titula, precisamente: La Autopsia en el Arte. Grabados y cuadros que recogen la realización de autopsias (también pulsando sobre el título se accede directamente al blog). Asímismo, como complemento, me ha parecido oportuno dejar aquí también un enlace más, en este caso al reciente artículo publicado por Melodi Parga Otero en la revista cultural Mito, titulado: “Anatomía, autopsia y estética del cadáver en el arte“.

Por mi parte, les cedo a ellos la palabra; pero no me resisto a acabar reproduciendo una vez más el emblemático cuadro de Enrique Simonet, tras una de las melodías que considero más adecuadas para la ocasión, las primeras notas -tan solo- de la Pavana Op. 50, de Gabriel Fauré, interpretadas por la Filarmónica de Berlín bajo la dirección de Sir Simon Rattle.

Enrique Simonet Lombardo Y tenía corazón

Enrique Simonet y Lombardo (1863-1927). ¡Y tenía corazón! o La autopsia o Anatomía del corazón (1890). Óleo sobre lienzo. 177 x 291 cm. Museo de Bellas Artes de Málaga.

Anuncios

2 replies »

    • De nada, querido Francisco. Aquí vale la expresión “hoy por ti, mañana por mí”. 😉
      El enlace me pareció muy interesante… y útil. Me alegra que te guste y compartirlo contigo.
      Muchas gracias, y un muy afectuoso abrazo.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s