Medicina y Pintura

La Inspección Médica (1894) o, como dice el Dr. Tostado: “Hoy toca ir al ginecólogo”

Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Rue des Moulins (1894). Óleo sobre cartón madera. 83,5 x 61,4 cm. National Gallery of Art. Washington

Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Rue des Moulins (1894). Óleo sobre cartón madera. 83,5 x 61,4 cm. National Gallery of Art. Washington

Continuando con la serie de entradas que le estamos dedicando en este blog a Toulouse-Lautrec, le corresponde el turno en esta ocasión a uno de sus cuadros más característicos, Rue des Moulins, conocido también como La Inspección Médica, óleo sobre cartón madera pintado en el año 1894, que se encuentra actualmente en la National Gallery of Art de Washington.

Para la descripción del cuadro, cedo la palabra a mi querido amigo y prestigioso ginecólogo, el doctor Francisco Javier Tostado:

“A ninguna mujer en la actualidad se le ocurriría presentarse de esta forma delante del ginecólogo y mucho menos una detrás de la otra marcando una “fila india”, pero en los burdeles parisinos del siglo XIX esta era una escena habitual.

El cuadro que nos ocupa hoy se conoce como La inspección médica –no podía ser de otra manera- y su autor es el pintor francés Toulouse-Lautrec. En él podemos distinguir no dos, sino tres mujeres. Las dos primeras están pintadas con colores vivos mientras que, a su derecha y de espaldas, como si de una sombra se tratara, una mujer parece esconderse sin querer saber nada de lo que va a ocurrir. La de delante es Gabrielle la Danseuse y al igual que su compañera es una prostituta que se dispone a que el doctor realice su revisión, mientras que la tercera protagonista es la madame del prostíbulo.

El autor nos muestra con mucha naturalidad una escena que es fiel reflejo de su obra. Obra que él mismo calificaba como de ‘crónica de una sociedad’. El rostro de las mujeres parece manifestar una cierta tristeza que manifiesta probablemente dos cosas: la vergüenza por la que van a pasar y el riesgo de que no superen ‘la prueba’. Si el doctor comprobaba que estaban enfermas serían internadas en las Hermanas de Saint-Lazare, y si además habían estado ejerciendo su profesión a pesar de ya haber sido diagnosticadas con anterioridad, serían condenadas entre tres y doce meses de prisión.”

Al artículo completo del Dr. Tostado se accede directamente pulsando sobre el siguiente enlace:

“Hoy toca ir al ginecólogo”

Anuncios

7 replies »

  1. Me encanta todo esto, tu sabes, no nos dejan ser verdaderos médicos.

    La historia del arte.de.la.medicina mejoraría en grande toda la falta de humanismo de nosotros los médicos. Sufro y estoy desgastada de políticos de salud que no cumplen ningún programa como CUIDADOS PALIATIVOS… I’M SO SAD.

    • Ojalá pudiera paliar yo un poco esa tristeza, Maria de Jesús. Lo intento con modestas notas de humanismo que tan preciso es para nuestra profesión.
      Gracias por tus palabras y bienvenida.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s